(502) 2261-1871 y 72 / 5912-5843 servicioalcliente@compudiagnosis.com

Debido a la creciente necesidad de mejorar el acceso a la información y amenorar el riesgo de pérdida de datos, aumenta cada día más el número de usuarios que utilizan la tecnología de la nube informática mediante internet, tanto para el almacenaje, como para la transmisión de datos.

El uso de la nube informática o también conocida como “cloud computing” ha brindado grandes ventajas informáticas, permitiendo almacenar datos y acceder a ellos desde cualquier parte del mundo. Sin embargo, este nuevo avance tecnológico no está exento de riesgos, mismos que hay que tomar en cuenta al utilizar este servicio y así evitar problemas relacionados principalmente con la seguridad y privacidad de la información.

A continuación, te presentamos algunos escenarios que podrían presentarse, al utilizar este servicio de almacenamiento:

  1. Cese repentino del servicio. Si la compañía que presta el servicio deja de funcionar, ya no tendremos acceso a los archivos que hayamos almacenado, por ello no es recomendable usar el servicio de empresas no conocidas.
  2. Fallo en el servicio.  Este problema no ocurre a menudo, pero si se presenta, no podremos acceder a los datos, debido a fallo de conexión a internet de nuestro dispositivo o en el funcionamiento del propio proveedor del servicio de almacenamiento.  Por ello es recomendable guardar información en la nube y siempre tener una copia de nuestros archivos en un dispositivo físico, como un disco duro o memoria USB.
  3. La sincronización. Si accidentalmente borramos archivos en la carpeta de un equipo que hemos sincronizado, desaparecerá la información de la nube y automáticamente ya no podremos abrirlo desde ningún dispositivo, porque ya no existirá el archivo.
  4. Acción de un atacante malintencionado.  Si el atacante consigue acceso a los datos de ingreso del usuario, puede interceptar y manipular datos, devolviendo la información falsificada y así redirigir a los usuarios a sitios engañosos. Con credenciales robadas, los atacantes pueden acceder a las áreas críticas de los servicios en la nube para causar daños mayores o llevar a cabo robos más importantes de información.
  5. Problemas legales. En función de los archivos que alojemos, podríamos llegar a tener problemas legales dependiendo de dónde estén ubicados físicamente los equipos de la compañía que los almacena.
  6. Espacio gratuito limitado. Los servicios más usados para guardar información en la nube son gratuitos por eso el espacio que ceden es limitado, pero existe la opción de comprar más espacio, en caso sea necesario.
  7. Velocidad de acceso reducida. La velocidad de acceso a la información que tenemos en la nube depende de nuestro proveedor de Internet y puede que sea muy inferior a la velocidad de acceso a nuestro disco duro o memoria usb.

No obstante, los riesgos de guardar archivos en la nube no se limitan únicamente a los datos personales de los usuarios individuales. También las empresas ven amenazados sus datos almacenados. En conclusión, la nube, este espacio virtual que cumple las funciones de almacenamiento, cálculo y transmisión de datos, ha supuesto un gran avance tecnológico y económico, sin embargo, guardar archivos en la nube es también un terreno en el que proliferan amenazas informáticas y riesgos en la seguridad de los sistemas de información de las empresas y la intrusión en la privacidad de los usuarios, así como también problemas en la recuperación y transmisión de datos.

Cómo en el uso de todo medio de almacenamiento, es mejor utilizarlo teniendo en mente los riesgos que existen y para evitar perder nuestros datos, es recomendable tener una copia de información adicional, en un medio de almacenamiento diferente para que haya un menor riesgo de pérdida de nuestros archivos más importantes.