(502) 2261-1871 y 72 / 5912-5843 servicioalcliente@compudiagnosis.com

Se debe tener mucho cuidado con las acciones que se llevan a cabo al utilizar arreglos RAID, pues es muy fácil perder información. RAID no es sinónimo de “protección de datos”.

• No opere un arreglo RAID si sabe que alguno de los discos no funciona. Hay arreglos que mantienen tolerancia a fallos pero si usa el arreglo parcialmente por mucho tiempo, esta protección se pierde.
• Nunca reemplace un disco dañado con un disco que fue parte de un arreglo previo. Siempre borre completamente (con sobre escritura de ceros) el disco de reemplazo antes de usarlo.
• El Disco comienza a emitir sonidos, el sonido indica daño interno grave y si se sigue operando con el disco se puede destruir físicamente el disco y la información.
• Siempre mantenga un respaldo verificado y actualizado ANTES de hacer cualquier cambio.
• No utilice programas de reparación en discos que usted sospeche dañados. No existen programas que puedan arreglar daños físicos. Es mejor llamar a un especialista para estos casos.
• Rotule o marque las posiciones en las que se instalan los discos, es indispensable pues confundir el orden de los discos puede llevar a la pérdida irreversible de los datos.